noviembre 22, 2016

Siembra ilegal en Michoacan acaba con los bosques

en el ultimo decenio el aguacate se ha vuelto un negocio redondo en todo el mundo y ya es llamado oro verde por lo cual los campesinos están acabando con los bosques, a un ritmo de 600 a 1000 hectáreas al año, y para hacerlo recurren a la quema de los bosques lo cual provoca en muchas ocasiones que el incendio pierda control , el gobierno local solamente ha logrado capturar 100 personas este año las cuales siembran aguacate entre los bosques y luego tiran los arboles.

de continuar así los mismo campesinos acabaran con el buen clima propicio para cultivar el aguacate...
el gobierno como siempre se mueve a velocidad tortuga