julio 15, 2014

El sistema GMD es ineficaz se gastaron 40,000 millones de dólares

Cohete del sistema

 
El sistema GMD (sistema de defensa terrestre de misiles Ground missile Defense) empezó a desarrollarse desde 1999 y en el cual se gastaron 40,000 millones de dólares, y ha probado que es ineficiente en las pruebas que se han realizado.
 
 
Este escudo tenía como misión proteger a todo Estados Unidos ante amenazas de estados canallas como Corea del Norte e Irán (aunque hasta hoy en día ninguno tiene misiles que alcancen Estados Unidos), 10 años después de declarado como operacional no puede ser calificado como confiable, ni siquiera en pruebas controladas con guion puede aprobar.
 
De las 16 pruebas que se han realizado fallo 8, pese a que el contratista Boeing encargado de casi todo el proyecto prometió mejoras en el sistema estas no se han dado y en cambio han empeorado la situación, otros contratistas son Raytheon y Orbital science un oficial retirado que trabajo durante el régimen de W Bush y de Obama en el proyecto comento que el sistema era un prototipo que fue declarado operacional sin una base fiable y solo por razones políticas.
 
Durante la pomposa presentación del sistema ante la cámara de representantes el Pentágono comento que solamente necesitaban 3 vehículos asesinos para derribar las ojivas nucleares enemigas, cuando en realidad sin escenarios positivos se requieren cerca de 4 a 5 vehículos asesino tomando en cuenta que ese misil no tenga señuelos o contramedidas para confundir al sistema GMD y no haya un mayor número de misiles, a 2014 el GMD solamente cuenta con 30 interceptores, y se planeaba ampliar los interceptores, e instalar un radar TPY-2 en Japón.
 
Las bases de interceptores se encuentra en Fort Greely Alaska y en la base Vandenberg en California, para este año el secretario de Defensa, Chuck Hagel solicito 1,000 millones de dólares para comprar otros 14 interceptores a instalar en Alaska.
 
Vehículo asesino



La parte estrella del sistema es el que se utiliza para derribar los misiles enemigos llamado vehículos asesinos (EKV)  los cuales deben soportar el calor abrasador al salir de la atmosfera y luego el extremo frio del vacío fuera de la atmósfera, mide 1.5 metros y pesa 68 kilogramos, durante las pruebas es muy difícil establecer las fallas ya que todo el sistema es destruido, y la única parte que sobrevive es el cohete impulsor que cae en pedazos al océano.
 
Otra parte son los radares móviles Sea base X.
 
LINKS RELACIONADOS
 
El sistema GMD falla tras varios intentos