agosto 06, 2015

K-219 el Submarino Soviético nuclear hundido en Bermuda


 




Este artículo inicia una nueva sección del Blog dedicado a las pérdidas de armas nucleares durante la Guerra Fría.

 

Uno de los incidentes con más armas nucleares perdidas fue el del submarino K-216 de la clase Yankee de acuerdo a la OTAN de los cuales fueron construidos desde 1967 hasta 1973 con 34 naves y el último fue retirado en 1995 dentro de los programas de desarme terminada la Guerra Fría.

 

El submarino tuvo un accidente el 3 de octubre de 1986 durante su patrullaje de rutina en las Bermudas, fuentes Soviéticas implican que el accidente se debió al choque con el submarino de la US Navy Augusta algo que desde luego es negado por la otra parte, el incidente fue porque uno de los tubos de torpedo tuvo una filtración de agua del mar y reacciono con otra filtración de combustible del Torpedo, la nave ya había tenido un incidente similar ante de partir a su patrulla de acuerdo al libro “aguas hostiles”

 

Derivado de la primera explosión, otro tubo de torpedos exploto causando la muerte de otros 2 marineros, la nave empezó a hundirse derivado de la inundación y explosiones de torpedos, otro problema surgió cuando el sistema de enfriamiento de los reactores tuvo una falla que podría ocasionar una fusión nuclear y la subsecuente explosión por lo cual el Marinero Sergei Preminin termino desactivando el reactor y dando su vida por evitar el desastre, en total muriendo 6 marineros.

 

Con poder de reserva el capitán Britanov logro sacar a superficie la nave, y recibió órdenes de la Flota de ser remolcado hasta su base de Gadzhiyevo a unos 7,000 kilómetros de distancia, al final el remolque fallo y el submarino comenzó a despedir humos tóxicos por lo cual el capitán ordeno a su tripulación abandonar la nave y dirigirse al remolcador, algo que enfureció a los mandos de la Marina Soviética y ordenaron al oficial de seguridad tomar el control y regresar a toda la tripulación al submarino pero antes que pasara eso el submarino se empezó a hundirse aún más, localizándose a 1090 km de las Bermudas.

 

En 1988 un barco de investigación Soviético fue a la zona a hacer un análisis hidrográfico encontrando que la nave se encontraba en posición vertical y partido en la torre de mando, y varios de los silos de misiles abiertos y sin los misiles adentro.

 

El submarino llevaba 16 misiles nucleares (SLBM) SS-N-6 los cuales eran capaces de llevar 3 ojivas nucleares de 200 kilotones cada una.