octubre 25, 2014

El Objetivo es el Petróleo y refinerías de Siria


 
 
El 23 de septiembre de 2014, primer día de los bombardeos aéreos en Siria, 2 barcos de guerra de Estados Unidos clase Arleigh Burke lanzaron 47 misiles Tomahawk, con un costo de 1,4 millones de dólares cada uno, para destruir instalaciones petroleras y otras infraestructuras sirias con el pretexto de que se hallaban en manos del Emirato Islámico, no se mencionó si mataron a algún terrorista, de todas maneras el dinero de la producción iba a parar a manos del terrorismo pero el gobierno legitimo de Siria tardara tiempo en volver a poner en funcionamiento todo los destruido…