julio 03, 2015

La Segunda Guerra el Land Lease no solo ayudaba a los aliados


 
Desde el inicio de la Segunda guerra Mundial el gobierno de Franklin Roosvelt empezó un nuevo negocio para “ayudar” a sus aliados con Armas y no con botas en el teatro de guerra, el peor trato fue para la URSS en donde se le daba puro equipo obsoleto e incluso Stalin se quejó de los aviones a los cuales a Inglaterra se les daba los más nuevos, esto fue un gran negocio ya que el New Deal de FDR no servía y la industria gringa seguía estancada.
 
Pero el apoyo no solamente iba a los aliados, sino también a los Nazis en donde IG Farben (el que producía el mortal gas Zyklon B usados en los campos de concentración) tenía una gran participación en Standard Oil de Rockefeller y gracias a esto obtenía 13,000 toneladas de Petróleo de las reservas de la empresa en Venezuela
 
Otro empresario que le daba todo tipo de insumos para su industria automotriz esa Henry Ford, desde tugsteno, caucho y otros insumos, aunque el fondo de los negocios siguen siendo secretos es de destacar como mantuvieron vivo al Reich hasta la caída.
 
De la deuda que quedo para la URSS por la “ayuda” al final fue recalculada ya que Stalin hizo ver a Estados Unidos que estaba pagando de mas, pasaron los años hasta llegar a 1990 en donde la Deuda terminaría de ser pagada en 2030 a un costo de $674 millones de dólares, en parte siendo el acreedor USA y el Club de Paris, en agosto de 2006 toda la deuda fue saldada por Rusia.
 
El historia Ruso Nikolay Voznesensky incluso compara lo caro que fue la ayuda de los Aliados en donde de todo lo producido por la URSS durante la Guerra, Occidente solo ayudo con el 4%, y esto fue pagado a precio de Oro, y literal por envíos de lingotes de oro cada mes, y esta teoría es apoyada por estudiosos y militares de Estados Unidos como Raymond Goldsmith, George Herring, y Robert H. Jones destacando que la ayuda equivalía a 1/10 de lo que se produjo en la URSS durante la guerra, incluso ellos tachan este acto te ayudo pero págame fue visto como un acto de egoísmo y de querer sacar provecho de las necesidades de los demás, algo como Business is Business… incluso el historiador gringo Turkel con su libro “the good war” recalca con un cinismo como Estados Unidos fue el único que saco un beneficio de esa guerra y salió como la potencia más poderosa, y que para Estados Unidos fue un gran momento “hell of a good time”.
 
Las millones de muertes no importaron, solamente el negocio y afianzar al Imperio gringo en el dominante.