junio 04, 2014

Derroches en nuevos sistemas de armamentos

En 2013 Estados unidos tuvo un presupuesto de Defensa de 668 mil millones de dólares o el 5% de su PIB
 
Estados Unidos vender el doble de armas en el Mundo que Rusia su cercano competidor
 
Después de Estados Unidos gastan más en armas China, Rusia, Francia, Reino Unido, Japón, Arabia Saudita, Alemania, India y Brasil
 
 
A pesar de los recortes que se van a imponer al gasto en Defensa este sigue muy alto superando los 570 mil millones de dólares, y el Pentágono sigue gastando en proyectos en  que se ha probado que no son eficaces.
 
f-22 rompiendo barrera del sonido


Un ejemplo es el caza F-22 Raptor de Lockheed Martin que entro en servicio hace 5 años y para atender una crisis en la Peninsula de Corea la US Air Force solo pudo enviar 2, se decidió parar la producción y solamente están en servicio 188 aparatos a un costo de 67 mil 300 millones de dólares, ante esto se tuvo que seguir manteniendo activos aviones con una antigüedad de más de 30 años en el servicio como el F-15 Eagle y F-16 los cuales iba a reemplazar, pero el proceso estuvo plagado de fallas en el sistema y sobrecostos, para seguir en operación el US Air Force tuvo que gastar más dinero para actualizar esas naves.
 
El proceso de gasto en estos proyectos es un círculo vicioso el Pentagono recibe ambiciosos programas de los contratistas pero solamente con costos estimados y capacidades inexistentes, luego el Congreso como ese dinero estimula centros industriales en sus estados aprueban todo, luego cuando los problemas salen a la luz al rojo vivo el congreso decide cancelar todo contrato pero ya el dinero fue gastado, y decide buscar otros proyectos que cubran la necesidad a bajo costo o cualquier coso, el circulo continua…
 
El proyecto Raptor fue desarrollado desde los años 80s, se estimó un periodo de desarrollo de 9 años y un costo de 12 mil 600 millones de dólares, pero en realidad tomo cerca de 15 años y el precio supero los 26 mil 300 millones, al final el precio por unidad fue de 412 millones de dólares, y se había estimado en 149 millones, 360% mas …
 




Otro caso similar es el avión de combate multifuncional F-35 que tiene como objetivo servir al US Army, US Navy y US Air Force, el costo del desarrollo ya superó los 400 mil millones de dólares, un costo superior de 150 mil millones de dólares a 2013, este programa adicional de tener fallas en sistemas clave, ha sido objeto de robo de información que puede haber caído en manos de países enemigos acelerando sus proyectos.
 
De todos los proyectos del Pentágono el peor y que más costos ha ocasionado es el súper jet de combate F-35 JSF, el proyecto más caro de la historia del Mundo, el Departamento de Defensa ha hecho modificaciones al requerimiento original en los años 2003, 2007, 2010 y 2012 debido a inconvenientes, problemas de diseño, problemas de software, costos excesivos del contratista, y demoras, el costo por unidad a 2013 es de 161 millones de un costo inicial y estimado por el contratista de 81 millones de dólares, a pesar de todas los beneficios para el complejo militar industrial no pudo crear más de 125,000 empleos en 46 de la Unión casi alcanzo la mitad….
 
Lockheed Martin solamente ha podido construir 100 aparatos, y faltan 2357 (cifra original de 2457), y este año el Pentágono comprara 29, aun faltando las naves de los aliados que invirtieron el proyecto.
 
El Departamento de Defensa planea comprar 2,450 aeronaves para sus 3 ramas de sus fuerzas armadas, a un costo de 137 millones de dólares por unidad, el fabricante Lockheed Martin prometió en 2001 que las unidades estarían listas entre 2010 y 2012 pero lo plagado en problemas se ha demorado y ahora esperan que entre en servicio para el año 2015 o 2019.
 
 
LCS USS Independence en pruebas
También en la US Navy el gasto en proyectos sin futuro es normal, un claro ejemplo es el LCS-1 Freedom, con muchas fallas y armas que ni siquiera existen, incluso la Marina declaro que una de las peores fallas son vulnerabilidades en ciberseguridad, la nave tuvo un costo de 440 millones de dólares, en 2012 la embarcación fallo 14 de las 28 pruebas algunas de las fallas van desde los sistemas de comunicación, electricidad, propulsión, combate de incendios, 1 año después las fallas persistieron, en cuanto a sus sistemas de combate los cañones de 30 y 57 milímetros no son fiables y les falta precisión cuando la nave se mueve a alta velocidad.
 
Adicional los buques de combate en el litoral (LCS) tiene un sobrecosto, y como ya había comentado la Marina China “se pueden hundir con un simple bote salvavidas” se suma que no pueden sobrevivir a minas marinas.
 
Lo único que modifico la US Navy que en vez de construir 52 ahora solo comprara 32 al  contratista Lockheed Martin.
 
La primera nave el USS Freedom durante un viaje de 9 meses a Singapur siguió presentando las mismas fallas de 2013, el otro buque de la familia el USS Independence tuvo otras fallas diferentes en diversas consolas de operación, y su equipo de generación electricidad y en la infraestructura de apoyo.
 
La revista U.S. News and World Report (USN&WR) que deja ver muchas cosas mal hechas del gobierno ve al F-35 como el peor proyecto hasta ahora de su gobierno, y aun con esto el Capitolio sigue gastando en proyectos sin sentido y con el objetivo de mantener empleos o crear nuevos en la industria de las Armas.
 
 


El V-22 Osprey a pesar de accidentes durante la fase de pruebas el Pentágono lo puso en servicio, incluso enviándolos a Afganistán, con un costo por unidad de 70 millones de dólares, el proyecto comenzó en 1991 y lleva ya 40 muertos en pruebas y en operación.
 
 
Otro proyecto de costo alto es la instalación de un aparato llamado Aerostatos que de acuerdo a grupos de derechos civiles sirven para espionaje masivo de los ciudadanos, y cuya función oficial es para rastrear aeronaves, misiles cruceros que se acerquen al área en vigilancia que abarca 270 kilómetros, de 2007 a 2012 se han gastado 7000 millones de dólares, se prevén construir 16 plataformas de este tipo, solamente se han entregado 2 una para Washington DC  y otra en la capital de Utah.
 
A estos gastos hay que sumar las aventuras de conquista de W Bush, primero en Afganistán en donde desde 2001 murieron 2,170 soldados de Estados Unidos, y 19 mil 573 resultaron heridos, a 2013 el costo total de la operación rebasa el billón de dólares.
 

Pero el arma que sigue y que no lo afectan los recortes es el escudo antimisiles ABM en Europa para derribar misiles de Irán, para el año fiscal 2015 el Pentágono pidió 4,500 millones de dólares este dinero para ser usado en defensas ABM en zonas costeras de Estados Unidos en los próximos 5 años, ya que se espera que los enemigos más nuevos del Imperio tengan la capacidad de alcanzar sus costas.
 
CE-2 vehiculo asesino


Esas instalaciones de defensa ABM tendrán cohetes con la nueva arma, un vehículo asesino llamado CE-2 diseñado para destruir cualquier tipo de misil, un aparato que ha fracasado en múltiples ocasiones para destruir sus objetivos el más reciente en julio 2013 pero tiene asegurado 560 millones de dólares para continuar el programa, del dinero solicitado cerca de 1,000 millones financiaran un radar de vigilancia para Alaska tal vez del tipo móvil en plataforma,
 
Pero este escudo no parece resolver los supuestos problemas de seguridad de Washington que tiene en todo el Mundo.
 
A pesar de la reducción el Departamento de Defensa sigue peleando dinero para financiar nuevos portaaviones de la clase Gerald Ford los cuales también necesitan armas que ni siquiera se han inventado, para sus bases militares alrededor del mundo, un presupuesto estimado en 487 mil millones de dólares y para investigación y desarrollo para el DARPA 63,000 millones de dólares.
 
Para una de sus bases destinara 500 millones de dólares esta base en Deveselu Rumania, una base que Rusia ve como una amenaza por su cercanía sus fronteras y que será una parte fundamental para el escudo ABM, adicional de ese gasto se espera gastar en mantenimiento anual 20 millones.
 
Otro gasto que planean hacer es gasta 200 mil millones de dólares en los próximos 30 años para actualizar sus 7400 ojivas nucleares, de las cuales 2700 deberán ser destruido de acuerdo a tratados de desarme firmados con Rusia.
 
Adicional de ese gasto 54 mil millones de dólares iran a programas de investigación y desarrollo de nuevas armas nucleares.
 
 

LINKS RELACIONADOS