mayo 24, 2014

Contraofensiva rusa en el frente del este


 
Es el mayor acuerdo el sector de Gas en toda la historia incluso superando a los de la época de la URSS, presidente ruso Vladímir Putin.
 
 
La estrategia de querer aislar a Rusia por los incidentes en Ucrania, han fallado la estrategia de Obama solamente ha hecho que en las últimas 2 semanas este se incline más hacia China, si esto sigue adelante el bloque Asia y Europa Oriental terminara siendo más poderoso que la UE y Estados Unidos.
 
Durante su visita oficial a Pekin, Putin no solamente firmo el acuerdo histórico de gas sino también firmo otros 30 acuerdos bilaterales el cual deja casi en la basura las políticas de aislamiento de Washington,
 
Adicional del acuerdo para suministrar gas por 30 años, también se firmó otro para que Rossneft venda petróleo por 25 años, pero Moscú va más allá y planea extender su oleoducto entre Siberia y el Pacifico agregando otros 4000 kilómetros para exportar a otras ciudades Chinas.
 
China no se queda atrás y firmo acuerdo con Rusia para construir obras de infraestructura en Crimea, adicional e invertir en la producción ye exportación de gas natural licuado, invertir en los fértiles campos de la región y construir una terminal de cereales para ser exportados a Asia.
 
En el sistema de pago los 2 países acordaron guardamonte deshacerse del Dólar como forma de pago en su comercio algo que seguiría erosionado el poder del Dólar, además China empezara a ayudar a Rusia para trabajar en un sistema de pago similar al chino llamado Union Pay el cual sirve para pagos con tarjetas de crédito y ya le quito el segundo lugar a Master Card a nivel mundial.
 
En el marco militar también firmaron un acuerdo para que Pekin compre aviones de combate polivalente Sukhoi Su-35, submarinos de la clase LADA y el sistema de defensa antiaérea S-400.
 
Adicional se esta realizando la Conferencia sobre las Medidas de Interacción y Fortalecimiento de la Confianza en Asia (CICA) el 21 y 22 de mayo, en donde la región se reúne para cooperar entre ellos, esto es algo como una bofetada para Estados Unidos en especial en Afganistán en donde hay grandes depósitos de minerales que el ejército invasor iba a explotar y ahora china ya está invirtiendo en el sector minero, en Irak también ha ganado terreno en donde compra la mitad de la producción petrolera y está invirtiendo en sus campos petroleros.
 
Las cosas para Estados Unidos no pintan bien, ya que el plan de reducir en 25% la dependencia de Europa de Gas Ruso en un periodo de 10 años no es real, algo imposible de cumplir
 
 
La burbuja del Gas shale que ha dado un poco de independencia a la dependencia de exportar energéticos del exterior está por explotar y ni en 10 o 40 años se podrá cumplir el ser el proveedor de la Unión Europea, y aunque se llegara a cumplir el afectar a Rusia ha quedado descartado ya que su gas encontraría mercado en otra parte, para ser especifico en China.
 
Incluso con las sanciones de Estados Unidos Gazprom pudo asegurar la construcción y contratos para su gasoducto South Stream el cual bordeara Ucrania dejando de utilizar esos gasoductos y entregando directamente el Gas a través del Mar Negro hasta Bulgaria y ahí entregar a los clientes de la UE, el contrato mas importante fue el firmado con la italiana Saipem por un valor de 2,000 millones de euros
 
Obama prácticamente orillo a esos 2 países para unirse, esto primero con la actitud intimidatoria hacia Rusia por el problema creado por el en Ucrania, y luego hacia China intimidándola con mover la flota al Pacifico, y orillando a los rivales de China en la región a unirse a el para hacer un frente contra la amenaza amarilla.
 
Lo peor que pudo hacer el gobierno de Obama en vísperas de la reunión entre Rusia y China es presentar cargos penales contra varios altos mandos Chinos por supuesto espionaje cibernético, y no piensa en las consecuencias internacionales.
 
Las obras relacionadas a este mega contrato también representaran una enorme inversión en infraestructura en donde ambos aportaran un total de 70.000 millones de dólares.
 
Expertos chinos calculan que en 2020 el consumo de gas en el país será en torno a 300.000 millones de metros cúbicos, mientras que en 2030 esta cifra podría subir a 600.000 millones, por lo cual el asegurar la fuente del Gas es estratégico.