mayo 12, 2014

El Comercio de Armas entre Ucrania y Rusia

El 40% de las exportaciones de armamento Ucraniano tenían como destino Rusia.
 
Después de la desintegración de la Unión soviética cerca de un 30% de la industria armamentista se quedó en Ucrania enormes complejos de construcción de vehículos pesados, fábricas de ICBM’s pesados como el temido SS-18 y el SS-24 (transportado por Tren) de la empresa estatal Yuzhmash, el astillero de Nikolayev en donde se construyó el portaviones Kuznetsov y en donde se construía el portaaviones Varyag posteriormente vendido a China como chatarra en 10 millones de dolares, entre otras industrias importantes.
 
Varyag en Ucrania

Con el nuevo gobierno todo lazo militar con Rusia ha sido cortado, en especial preocupa el que proporcionaba algunos sistemas guía de ICBM, motores para helicópteros, y  sobre todo el que proporcionaba mantenimiento a los vetustos pero efectivos SS-18 SATAN,
 
La empresa Motor-Sikh que fabricaba motores para helicópteros tenía un contrato para proporcionar motores para 1,000 helicópteros rusos de varios tipos.
 
El presidente Vladimir Putin ante esta situación exhorto al complejo militar industrial para sustituir a todos los proveedores ucranianos con locales, en un plazo no mayor a 2 años, algo que es posible dado el alto grado de militarización que quedo  para la empresa ucraniana significa perder también millones de dólares en contratos y dejar sin empleo a trabajadores calificados que tal vez vendan su conocimiento a extremistas o países rivales de Estados Unidos.
 


Como comentaba en otro artículo de este blog, la joya de la corona es la tecnología del ICBM pesado SS-18 que las potencias nucleares como India, China, Pakistan e Israel pagarían lo que fuera por ella…
 
 
 
Ucrania espiral al caos